Religión en las escuelas, ¿qué tan recomendable es?

Religión en las escuelas, ¿qué tan recomendable es?

¿Cuáles son los pros y los contras de que las niñas y los niños tomen clases de religión en las escuelas?

Ana Morales

Es común que las escuelas privadas sean católicas y por ende se impartan clases de religión; en algunos casos, en vez de llevar clases pastorales, se imparten clases enfocadas en valores. No obstante, tener una identidad religiosa conlleva fomentar una ideología religiosa en los menores, pero ¿cuáles son los pros y los contras de que las niñas y los niños tomen clases de religión en las escuelas?

Las psicólogas educativas Esmeralda Calderón Hernández y Carolina Zamora Esparza coinciden en que este tipo de educación puede tener factores positivos, puesto que fortalecen valores como el respeto y la solidaridad. Otro aspecto favorable se da cuando, a pesar de que las escuelas cuenten con formación religiosa, se aceptan niños y niñas de distintas religiones; ello es un factor importante para fortalecer, además, la tolerancia, la pluralidad y la no discriminación.

Sin embargo, también puede tener un aspecto negativo. En algunos casos, se enfocan más en el catolicismo, señala Calderón Hernández; ello muchas veces ocasiona que los niños tengan “temor” de ser castigados cuando cometen una “mala acción”, aunque ella “no sea tan mala”, comenta Zamora Esparza. Una de las causas por las que ello puede suceder es que la formación religiosa comienza a muy temprana edad, por lo que se involucra el pensamiento imaginario. Por ello, lo más recomendable, según Carolina Zamora, es que este tipo de formación se diera a partir de educación secundaria.

De forma concreta, presentamos aquí los principales pros y contras de llevar religión en las escuelas, de acuerdo con las psicólogas:

Pros

  • Mayor enfoque ético, basado en valores.
  • Mayor reconocimiento al otro.
  • Conductas caritativas.
  • Mejor manejo de rutinas y énfasis en la disciplina.
  • Se busca una armonía social, empezando desde el núcleo social.

Contras

  • Poca apertura a diferentes ideas.
  • Sentimiento de culpa al desacato de las normas.
  • Nulo o poco ejercicio de un pensamiento crítico.
  • Se tiende a reemplazar contenido académico con ejercicios religiosos (en algunos casos).
  • Sesgo en la información enfocada casi siempre en el catolicismo, sin conocer la historia detrás de las religiones.

En el caso de tener o planear que los niños ingresen a una escuela católica, Zamora Esparza señala que lo recomendable es que los padres de familia refuercen los valores inculcados y las conductas de solidaridad, además de tener comunicación con los menores para que no tengan repercusiones como el temor a cometer malas acciones o de que “Dios los castigue”, puesto que “los ve siempre”, como generalmente se manifiesta.

 

 

0
0 Comments

No Comment.

error: Contenido protegido